Todos los días lo mismo, es el cuento de nunca acabar con estos tres.