¡Regresamos! Gracias por su paciencia durante este descanso.

Esto está basado en un incidente real de hace ya muchos años. Nunca me habían estresado tanto los intentos de alguien por tranquilizarme.