El miedo de los niños es un miedo solitario.