Ay, es en ocasiones como estas en las que me gustaría que apareciera el texto antes que la imagen, pues me temo que he arruinados alguno de los momentos más memorables de la serie de Silent Hill a quienes todavía no tienen la suerte de disfrutarla. Mil disculpas.

A pesar de la manera en que nos han sugestionado cientos de webcomics sobre videojuegos en el pasado, puedo asegurar que este comic está 100% libre de sarcasmo. Tengo un infinito aprecio y admiración por la manera revolucionaria en la que Silent Hill ha desarrollado el terror interactivo y he dedicado muchas horas al estudio y la reflexión de su rica metodología. A pesar de los dos últimos tropiezos, que no han aportado mucho a la franquicia, noticias de este nuevo juego sin combate me hacen pensar que la serie podría volver al buen camino. Tan controvertido como pudiera sonar, el hecho de tener al jugador en constante fuga es absolutamente congruente con la directriz máxima de la serie: hacer sentir al jugador desamparado y vulnerable. Espero que no se vayan a echar para atrás a la mera hora.

Sobre el Aura Interact, recuerdo que en alguna ocasión la revista Club Nintendo la mencionó y yo y unos amigos nos quedamos con la idea de que era lo máximo en accesorios para videojuegos… cuando en realidad fracasó por ser demasiado caro y frívolo. En teoría, la idea nos parecía de lo más atractiva. Creo que finalmente acabaron usando la misma tecnología integrándola a asientos individuales, llamándolos “gamer chairs”o algo similar.

Estamos hablando de la década de los 90, así que los invito a buscar información en google sobre el aditamento si quieren tomarse con esas maravillosas páginas primitivas de Geocities y Angelfire.

¡Nos vemos la próxima semana!

–Pedro Arizpe