Un experimento.

Con el último comic confirmé que mis queridos comics de gran formato tienen sus fuertes inconvenientes. Actualizar una vez a la semana no es una decisión agradable, pero simplemente no me queda opción con semejante ritmo de trabajo (cada panel a color me toma casi un día).

Pensando en que es posible que más temprano que tarde encuentre un empleo y vea extremadamente reducido el tiempo que pueda dedicarle al comic, me gustaría experimentar con comics más breves en blanco y negro. La ventaja de este cambio sería, en teoría, que Puerto Jerez actualizaría como la mayoría de los comics en línea: tres veces a la semana.

Comienzo este plan transformando a “Clichés de la comedia”, que originalmente tenía un formato similar a “Me casé con un jugador”, en un comic por entregas. Se presta, porque los paneles son autosuficientes. Al final, como un extra, los juntaré a todos en el tradicional rascacielos de mis comics de siempre.

A ver cómo nos va.

–Pedro Arizpe