La cita es de la película R.O.T.O.R.