Le iba a poner “¡Carbonita familia, carbonita familia!” pero ahí sí que revelo mis canas.

–P.A.